Lanata / Alfie. Hablan de Télam por el control a sus periodistas

Compartir en Redes Sociales:

Jorge Lanata: “Hace muchos años en los cuarenta y pico, Perón creó la Agencia Télam como contraposición a lo que él entendía eran las agencias oficiales de información de cada uno de los países”. “No sé si en aquel momento tenía o no sentido, pero había una batalla informativa. Entonces Télam nace como la agencia del Estado argentino para brindar información. A lo largo de los años eso se fue diluyendo y pasó a ser la agencia del Gobierno. También Télam centralizó el manejo de la publicidad oficial con distintos modelos y niveles de corrupción. En los 80 el radicalismo tenían una mesa de dinero los gerentes de Télam…”. “En la época de Menem era sobre directo a los funcionarios de Télam”. “En paralelo lo que siempre se desarrolló en Télam fue un sistema de censura más o menos sutil. Pero nunca había pasado lo que pasa ahora. Bernarda Llorente está enfrentando un conflicto en Télam por el intento de patrullaje a sus periodistas en redes sociales. Aprobó un reglamento que prohíbe realizar críticas a la agencia y sus autoridades. Se armó tal quilombo que lo suspendieron por ahora por el rechazo de sus empleados”.Alejandro Alfie: “Esto es algo insólito. La semana pasada le enviaron a todos los que trabajan en Télam un comunicado interno a través de correo electrónico donde les informaban que había un nuevo reglamento de conducta. Es el primero que tenemos noticia que existe en Télam. Cuando los empleados abrieron se encontraron con un decálogo de los deberes y prohibiciones. Les prohibían hacer comentarios en redes sociales sobre temas que pueden afectar a Télam, les prohibían que den opiniones que lesionen el sistema y los valores democráticos, lo cual eso incluía un patrullaje en redes sociales”. “Esto no existió nunca. Télam tiene una historia de mucho conflicto, hace tres años echaron a 357 empleados. De ahí entraron poco más de 200 con medidas judiciales”. “Poco más de cien se fueron con las indemnizaciones. En este reglamento les ponían que tampoco podían mencionar en las notas marcas de productos o incluso canales de televisión o de cable, ni siquiera como crítica”. “Esto ya el año pasado se venía discutiendo. Cuando fueron las paritarias llevaron un borrador. Hay dos gremios fuertes, el SIPREBA y el SITRAPREN. Los dos gremios se opusieron y esto quedó en la nada. El otro tema que es muy polémico en Telam es el tema de las inasistencias. Las autoridades dicen que hay mucha gente que no viene, no sabemos qué horario cumplen. Mucho personal está haciendo trabajo remoto, sobre todo los periodistas. Hay una parte que está yendo que es la que hace todo el tema de la publicidad oficial. Entonces decían cómo controlamos que los periodistas trabajen. Se les ocurrió incluir en este reglamento de conducta cómo podían sancionarlos en caso de inasistencia”. “Dentro de esas sanciones incluyeron el despido”. “Ellos tienen un área de recursos humanos, si los jefes ven que el empleado no reporta un día entero eso es una sanción”. “Hoy día eso está complicado. Ellos tienen la normativa vigente que incluye sanciones en caso de inasistencia. Acá lo raro es que lo pusieron en el reglamento y lo ampliaron a toda una serie de cuestiones que tiene que ver con la libertad de expresión. Eso generó un conflicto tremendo en la agencia. el escándalo que se generó obligó a que ayer Bernarda Llorente de marcha atrás”. “Los dos gremios salieron con comunicados rechazando y cuestionando diciendo que se vulneraba la libertad de expresión y libertades constitucionales, que ellos no lo aceptaban”. “Lo que dicen es que esto es para poder sancionar aquello que no les gusta. Antes de ayer una nota de Télam era “Argentina llegó al 55% de inmunización”. “Vos lo veías en redes sociales y únicamente tenías esa información. Si entrabas a la nota y la leías te dabas cuenta que era solamente la primera dosis”.Lanata: “Télam es muy importante para los diarios del interior. Es la única agencia que tienen, la tiene obligada porque reciben publicidad oficial a través de ella. Hay muchos diarios del interior que por falta de gente y crisis económica sólo laburan con Télam”.Alfie: “Además están dando el servicio gratuito”. “Acá tenés que es ultra oficialistas esta agencia de noticias. Tiene periodistas muy buenos pero políticamente termina alineada con el gobierno de turno. En la gestión anterior estaba menos alineada pero despidieron casi a la mitad de la gente. Fue tremendo el conflicto que se armó durante dos años. Ahora reincorporaron a parte de esa gente pero quieren alinear a todo el mundo, pusieron una serie de requisitos que son de imposible cumplimiento. Tu jefe en cualquier momento te puede sancionar si esto se aplicara porque están todos fuera de estos requisitos”. “La suspensión tiene que ver con la campaña. Si esto se implementaba iba a empezar a haber medidas de fuerza de los gremios”.Lanata: “Los gremios de prensa no son K?Alfie: “No. Hay de todo en los dos gremios. El SIPREBA está un poco más alineado aunque hay de todo, desde La Cámpora hasta el Frente de Izquierda. La comisión interna tiene una representación bastante amplia. El SITRAPREN que es más exclusivo de Télam tiene una identificación más fuerte con los Moyano, no tanto kirchnerista”. “El SITRAPREN está muy enfrentado con la conducción actual de Llorente. Pero los dos gremios se unieron en este reclamo, que suspendieran el reglamento de conducta”. “Llorente dijo estamos iniciando una campaña electoral y no daba para iniciar una campaña electoral con un conflicto laboral en Télam”.Gonzalo Sánchez: “Durante le macrismo llegó a haber un caso de un dirigente gremial que bajó del subte a las trompadas a un editor porque no estaba de acuerdo con la forma de trabajo”. “Los gremios le hicieron la vida imposible al intento de reestructuración que ensayó Lombardi y Macri. Estos gremios celebraron la vuelta del peronismo al poder. Se rompió todo?”.Alfie: “La situación que comentás tiene que ver con el despido de 354 empleados de Télam. Eso tiene que ver con la historia negra de Télam por la forma en que se resolvió, sin hacer retiros voluntarios. Eso lo hizo Rodolfo Pousá muy cuestionado entre casi la totalidad de los trabajadores. Esa situación de violencia se generó en el marco de esa situación”. “La actual gestión dijo que ellos no estaban de acuerdo con esos despidos, eso calmó las aguas. Pero hubo una persecución hacia quienes apoyaron los despidos”. “Cuando empieza a haber este tipo de control los gremios empiezan a rechazarlo porque lo rechaza la gente que está ahí adentro. Cualquiera que trabaja en Télam siente que puede ser sancionado por cualquier cosa”. “Esto en manos de cualquiera si te llevás mal con tu jefe te pueden sancionar y te pueden llegar a despedir. Esto es un reglamento stalinista”.Entrevistado: Alejandro Alfie – periodista de Clarín

Deja una respuesta